El sin amigos

—Debes tener más amigos —me dice la psicóloga.

Hace como treinta años, mi padre me dijo algo parecido:

—Tú tienes que tener amigos, cómo es que no tienes amigos.
—Pero cómo le hago… —le pregunté; en verdad que no tenía ni idea
—Pues así, vas con otro niño y le preguntas si quiere ser tu amigo. Y ya.

Ah, mi padre, tan desconocedor de la psicología infantil. Eso hice al día siguiente. El pobre que elegí como mi nuevo amigo me miró como si yo fuera asesino serial en cuanto solicité su amistad, y salió corriendo. Tal como lo sospeché, no era el método adecuado. No tuve amigos hasta los doce años. Doce años. Toda la infancia sin amigos —no, no se lo imaginan; de la misma manera como yo tampoco me imagino cosas como:

—¡Tengo reunión de mis amigos de la primaria…!

O sea, ¿qué es eso?

En mi Facebook aparecen 367 personas. No sé si sea una estadística confiable. Creo que no. Amigos lo que se dice amigos, según mi psicóloga sólo calificarían unos tres a lo mucho. Y me queda la sospecha de que desde el punto de vista de ellos no pertenezco ni de lejos a su selecto grupo de los tres mejores amigos. (No, tampoco tengo cara de pocos amigos.)

En fin. Como es algo que nunca he tenido, tampoco es algo que extrañe.

Todo eso pensaba mientras miraba en el Facebook las fotos de las personas funcionales. Es gente que tiene amigos, me decía: fotos de grupo, llenas de comentarios con triples signos de admiración. No es que yo no aparezca en ese tipo de fotos, pero es distinto; un poco artificial; un poco forzado. Soy el de la orilla, al que le dijeron:

—Tú también ponte en la foto…

Anuncios

15 comentarios

Archivado bajo Reglas de convivencia

15 Respuestas a “El sin amigos

  1. Te entiendo. Yo tuve amigos hasta los quince: los niños que me ignoraban en la primaria se volvieron adolescentes que se burlaban de mí en la secundaria.

    Y ya sin contar mis recursos de redes sociales (facebook, hi5, etc): mi messenger tiene 4 (¡cuatro!) contactos.

  2. Heeeey!!! Puedes considerarme tambièn tu amiga 🙂

    Y un pequeño secretito…. Yo creo que si tienes cara de pocos amigos jajaja

  3. La vida no es una competir para ver quien tiene más amigos, con que tengas uno, de verdad, basta y sobra.

    Mi novio dice lo mismo, que no tiene amigos, pero se ha dado cuenta de que es por causa de que no toma ni fuma, él dice: ” siempre que les digo que yo no tomo, me abren”. Sólo tiene un amigo, pero ha estado con él siempre que lo necesita. Tú qué prefieres?

    Un verdadero amigo no es el que te dice “Amigo” sino el que te ofrece su apoyo en el momento que más lo necesitas sin pedirte nada a cambio…

    Cuídate!

  4. ¡Quiero amigos! Quiero fotos en facebook con pedotas magnánimas y que gente a la que ni conozca también quiera ser mi amiga y que.

    Neee, la verdad, estoy bien. Como me decía mi abuelo cuando era chica: “Tus únicos amigos deben ser tus estudios y tus libros”.

    !!!
    (triple signo de admiración para ti)

  5. En eso de la búsqueda de amistades las personas actuamos, muchas veces, igual que en la búsqueda del amor: Puedes tener a la persona exacta, correcta, perfecta, o al menos “utilizable” frente a ti, y siempre la ignoramos.
    Vamos, nos gusta lo difícil hablando de relaciones humanas.

    Necesitamos amigos, deseamos amigos, entonces alguien viene y te ofrece serlo, o mejor aún, te lo demuestra… Pero nuestro instinto de cacería puede más y terminamos siempre escarbando en lo imposible. Y por consecuencia, saliendo en fotos como el invitado forzado a un grupo que no pertenecemos. O perteneciendo al “top de amigos” de gente, que muchas veces, ignora cosas tan básicas como con cuántas cucharadas de azúcar tomas el café, o qué cosas te hacen feliz. Sólo están ahí, rellenando espacios, matando el tiempo o utilizando la aplicación de moda. Haciéndole el día alguien porque lo puso en su top, o lo considera el más sexy, o el “más besable”… Poniéndole comentarios con una carita feliz y tres signos de admiración… En fin.

  6. ira

    ¡¡¡Cómo crees que no tienes amigos y yo qué!!!
    (Yo, que tampoco tengo amigos porque en lugar de poner los signos de admiración al final, tengo esa estúpida manía de ponerlos también al principio).

  7. Suele suceder… bueno, a mi pasaba!

  8. Jules

    jajajajaja .. Que buen post! .. jajajaja … El de la orilla! .. jajaja “Tú también ponte en la foto”!!!

  9. Chúchala, yo no sabía que eras así.
    Voy corriendo a borrarte de mi fesibuc.

  10. Pues te estuve espiando en Fesibuc y sí tienes tu porción de fotos en grupo…

  11. Auch, yo de nila tuve muchos amiguitos, de mas grandecilla unos cuantos, contados, creo que soy mejor como la amiga que da, es demasiado mi naturales, pero creo que si asi te la has pasado chevere pues que mas, mientras tu estes a gusto.

  12. Mariana

    Yo creo que te quitas el “tag” de las fotos donde sales al centro, deteniendo un beer-bong…

  13. Recuerdas cuando te conocí te dije: ¡Hola! ¿Quieres ser mi amigo?
    La forma en la que me miraste. Ahora entiendo, ahora entiendo.

    oye, ya está la liga: http://www.chkoarteobjeto.com, por si me quieres apoyar…¿amigo?

  14. Felps, nadie lo pudo haber dicho mejor que tú. Sonará extraño pero describes a la perfección mi situación, de no tener amigos, y de ser la agregada cultural en la foto.

    Saludos!

  15. centauro

    al parecer somos muchos los ke no tenemos talento para los amigos, a veces pesa, pero no es tan malo, creo…
    un saludo