Los puntos ciegos

Que pueda enumerar mis defectos de carácter se debe a mi cinismo: otro defecto. Creía conocer todas mis fallas, ahora encontré un punto ciego de mi comportamiento. No soy capaz de verlo por mí mismo, sólo por sus efectos. He vivido con ese mal rasgo por años. Tal vez —ahora lo entiendo— fomentó el fin de mi vida de casado.

—Te importan poco las personas —dictaminó mi psicóloga.

Hasta el día de ayer yo hubiera podido argumentar que eso era falso. Está bien, no tengo ese carácter solícito que tienen ciertas personas hacia los demás, ¿es eso un defecto? Creí que no.

Sólo los de temperamento impulsivo, iracundo, suelen enfrentarme y decirme que mi descuido hacia ellos les hace daño. A ellos en especial, habituados a confrontar, discutir, mi pasividad los exaspera. Yo suelo ignorar. No por ofensa, según yo, sino porque siempre encuentro algo más interesante.

—Ése es justo el problema —dice mi psicóloga—. Para ti siempre hay algo más interesante que las personas.

No he sido capaz de verlo. Si atropello no soy capaz de verlo. Veo al atropellado y no puedo entender que fui yo.

Perdón. No sé por dónde se empieza, pero no quiero seguir en eso.

Anuncios

14 comentarios

Archivado bajo Confesiones

14 Respuestas a “Los puntos ciegos

  1. Karina

    ¿Así o más cínico? Mmmmm, ya ves, Felipe, eso se aprendeee!!

  2. Elisabetta

    lo que te hace falta, es conocer gente realmente interesante y ya no más intelectuales de chapoteadero.

  3. Holaaaaaaaaaa Recien conosi tu blog y me parecio muy chida tu forma de escribir, :d algunas cosas que escribes son muy divertidas y otras muyyyyy ciertasss 😀 saluditos y esta padre tu nuevo sitio aun que pide de maciadas credenciales

  4. Creo que será de las entradas con más comentarios… Espero que en uno de ellos encuentres la motivación para “no seguir en eso”.
    Un beso. I. L. Y.

  5. felicidades ! este blog esta mas bonito 🙂 jajaja minimo no se necesita porner letritas !.. bueno eso creo mmm…

    y mira mi querido cinico, defectuoso y de mal caracter,lo ùnico que le podrìa decir es que …. SE LE QUIERE 🙂

  6. Osea, me quedó horripilante mi registro en wordpress ña! Bueno espero que sepas quien soy eh!
    En cuanto a tu post… Agh! Te regalaré “otros” lentes antes de que me veas, eso de andar atropellando gente no va muchachito, no va.

  7. DANIEL RIVERA

    Desde hace dos meses sigo este blog, no se como vine dar a el, .. Hace mucho no había algo que captara mi atencion, y no porque sea algún “punto ciego” en mi persona,.. Pero es como si alguien encendiera una luz en tu depa en la noche y te das cuenta que viene de un cuarto que ni siquiera sabias que estaba ahí,.. ¿Que es lo que haces..??
    Te metes al cuarto, te das cuenta que es mas grande de lo que crees o de lo que aparenta iluminar esa extraña bombilla,… y hurgas,.. encuentras y te sorprendes, descubres cosas interesantes entre el vaivén de cosas simples y complejas,.. pero que curiosamente siempre estuvieron ahí.
    Felicidades por el Blog Felipe ¡¡¡. ah,.. y gracias por la bombilla ¡¡¡¡

  8. A mí me pasaba lo mismo. Hasta que descubrí que sólo me importa la gente a la que respeto. No es un defecto, creo: es una característica 😀

    Gracias a Dios que te mudaste de ciudad de ñoñales.

  9. coyotito

    Es complejo. Supongo que el que ya no quieras seguir en eso representa el primer paso para poner atención y ver cuando estás atropellando a alguien… quizá no dejes de hacerlo inmediata o totalmente, pero ahora podrás verlo… y reconocerlo… y si haces esto último ante el atropellado, uhhh, es como si lo ayudaras a levantarse y sacudirse el polvo; entonces los dos verían que en realidad no le pasó nada… las culpas y los sentimientos de “me hiciste daño” por lo general, son sólo ideas en nuestras cabezas, ¿no?
    En fin, ¡suerte!

  10. Ana

    Auch!
    Muy buena reflexión por parte de tu psi!
    Ignorar a los demás, ser indiferente con ellos es más feo, y en ocasiones más cruel, que insultarlos.
    La indiferencia hacia algo o hacia alguien no detona más que desinterés, y obvio que a todo mundo nos molesta no ser interesante para el otro, sobre todo si es un otro significativo.

    Espero puedas modificar esta parte de tu personalidad, el primer paso ya lo diste identicándola, los demás vendrán solos en la medida que te percates de cómo sueles tratar a los demás.

    Saludos!

  11. Karla

    Qué intenso andas! alguna vez me dijiste que el ser así, es nuestra tragedia y chiste en la vida ¿no? ps ya está.

  12. Eso se quita, verás, te explico. Covadonga 9:00 pm.