Géneros del drama

Los seres humanos somos re mensos en eso de las relaciones humanas, siempre nos llevamos mejor con nuestro perro, por ejemplo. Y mientras más nos involucramos más se nos sale de control. Ante eso, casi siempre tenemos sólo dos respuestas: la actitud racional por un lado, y por otro, la actitud apasionada.

Los racionales, como en película sueca, para no perder el control lo llevan todo muy cerebralmente, midiéndose en todos los detalles, luchando contra todas sus fuerzas por no sentir, y a veces lo logran. Vistos desde fuera se ven patéticos. Los apasionados, como en telenovela mexicana, se arrojan al abismo de los sentimientos, se lo toman todo tan en serio, gritan, golpean, lloran. Vistos desde fuera se ven impresionantes, o muy estúpidos, pero en el fondo uno piensa que sobreactúan y que en cualquier momento cortarán a comerciales.

Afortunadamente hay más maneras de reaccionar. No tan comunes y por lo mismo, casi siempre desconcertantes. Tenemos por ejemplo, la actitud cómica. Los cómicos en realidad se ríen de sus propios sentimientos y de los de la otra persona. Se dan cuenta que en el fondo somos como animalitos o como niños, y que no hay nada que valga demasiado la pena. Claro, si la otra persona no está de humor, el chiste no le parece nada chistoso y entonces convierte la comedia en tragedia.

Está la actitud tragicómica: son los que huyen. Ante el mínimo asomo de confrontación, hasta luego, cuando se te pase me avisas. El problema es que se la pasan en el viaje. O la actitud fársica que siempre es una reacción desproporcionada o absurda; en todo caso, grotesca. A mitad de una discusión, tirarse un sonoro pedo, por ejemplo. Luego tenemos la actitud didáctica: que se detiene a pensar a la mitad del drama para intentar verse desde fuera y reflexionar sobre las reacciones humanas.

En todo caso, siempre queda la posibilidad de voltear hacia donde está el público, para ver si abuchea o aplaude. O sacar a pasear al perro.

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo Entendimiento humano

8 Respuestas a “Géneros del drama

  1. Dre

    Pues a mí se me da la actitud tragicómica: ante el menor atisbo de conflicto me dan unas absolutas y casi irresistibles ganas de mandar al diablo todo. Ergo, le paso mandando gente al demonio.

    Para mí lo más dificil es querer cuando no tengo ganas.

  2. “El pesimista se queja del viento, el optimista espera que cambie, el realista ajusta las velas”.

    Ser realista no significa no sentir, a mi modo de parecer, simplemente enfrenta las consecuencias y toma desiciones determinantes, aunque estoy de acuerdo en que no se clava (ni se azota) jamás. Creo que en el fondo, todos deberíamos a prender a ser realistas y dejar el drama para las novelas de amor best seller.

  3. Género capitalista: en medio de la discusión A comienza a llorar y B le ofrece los resistentes pañuelos Kleenex y le pide que se siente en la preciosa silla Chicbyaccident; entonces A le da una cachetada con su mano suavizada con crema Teatrical y al pasar el pañuelo por sus ojos, se da cuenta, sorprendida, de que su rimel Covergirl resiste las lágrimas.

    Género radiofónico: ¿Me quedaré con la casa? ¿Decubrirá que no ando con una sino con tres más? ¿Se refugiará ella en los brazos de su mejor amigo, del que siempre desconfié? Averiguémoslo mañana, a la misma hora, en la misma habitación…no, mejor en la cocina.

    Género semiótico: Tu incapacidad de amar representa a la sociedad contemporánea y mis celos extremos no son más que la imagen del armamentismo estadounidense.

    etc…

  4. nos llevamos bien con los perros porque no se quejan… nomás ladran

  5. Sobre el género cómico (y trágico):

    Un amigo, al cortar con su pareja, le dijo que no estaba tan mal la situación, que podía terminar bien:
    -Cortamos de común acuerdo, ¿no?- dijo.
    A lo que ella respondió que no jodiera, que él la estaba cortando a ella. Entonces él rápidamente corrigió:
    -¡Espera! Cortamos de como un acuerdo.

    Él se murió de la risa de su ocurrencia.

    Ella comenzó a llorar y le dijo que ‘nunca más volvería querer a nadie’.

  6. Anny

    jaja ame el post de pablo, sobre todo el genero radiofonico… buenisimo !

    yo voto pot sacar a pasear al perro !

  7. Adrin

    ..wey, ya supéralo

  8. Marilou

    Nada como sacar a pasear al perro (fin de la desicusión).

    Al regreso todo está tranquilo nuevamente…él se fue de paseo con otra…jajaja