La ambición

(A veces me dan mis arranques de solucionista profesional. Éste es uno de esos tristes casos. Se aguantan.)

Uno quiere tenerlo todo.

Uno lucha por tenerlo todo.

En cuanto se consigue todo, uno quiere más.

Uno consigue más, pero todo lo que se tiene de más no puede uno tenerlo, porque solamente se puede tenerlo todo. No más. (Es como tener un departamento en un a ciudad que uno jamás visita.)

Cuando uno tiene más de lo que puede tener empieza a no tener nada.

Así me siento tranquilo respecto de Slim. Pobre.

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Netas del planeta

5 Respuestas a “La ambición

  1. Qué ironía!
    Si una persona quiere todo, es ambicioso.
    Si te conformas con tan poco, por ejemplo una esperanza, eres mediocre.

    Al diccionario nunca se le da gusto.

  2. Ñe… Yo por eso quiero tenerlo “casi” todo…

  3. LaReina

    Jajajaja!

    Cierto señor Felipe, sobre todo aquello de:

    “Cuando uno tiene más de lo que puede tener empieza a no tener nada.”
    Y ese es un vacio extraño que no se llena con nada.

  4. KARLA

    SIEMPRE TERMINO POR PENSAR EN SLIM CUANDO ME PONGO A FILOSOFAR…

  5. Marilou

    La ambición sin límites…genera adicción
    Tienes más quieres más,
    Tienes más quieres más…y así te sigues hasta el infinito y más allá.

    Y luego llega la locura de querer tenerlo todo,
    De todo ¡¡todo!!
    Te conviertes en un pozo sin fondo.