Archivo diario: enero 6, 2009

Vivir lo que se dice vivir

En momentos como este, en que sigo en la oficina y no veo para cuándo saldré de aquí, me pongo a pensar que hubo un error en alguna parte (no tiene caso averiguar en dónde). El asunto es así. De las 24 horas del día:

  • Duermo 5 horas
  • Me alimento durante 2 horas
  • Me paso en el baño 2 horas (a veces más, soy muy lento para bañarme, entre otras cosas, además juego al sudoku y en fin, no les importa)
  • Me la paso en estado de imbécil 24 horas, pero durante unas 2 horas al día la imbecilidad es absoluta y no hago absolutamente nada, ni tampoco guardo recuerdos de ese tiempo, así que es como si no lo viviera
  • Manejo durante 2 horas
  • Estoy frente al monitor de esta computadora unas 8 horas
  • Estoy en junta unas 3 horas
  • Hago ejercicio unas 2 horas

En este punto ya van 26 horas al día. Pero ése no es el error. Tomemos en cuenta que esas dos horas de imbecilidad total pueden ocurrir durante las 4 horas de junta, en las 8 horas frente al monitor, mientras manejo, o mientras hago ejercicio.

En algún minuto perdido en ese horario, intento vivir lo que se dice vivir. La definición de “vivir” es todo lo que no ocurre en ese horario.

Escribir en un blog tampoco es vivir, pero tiene efecto placebo.

Anuncios

4 comentarios

Archivado bajo Ando de azotado ¿y qué?