Editar o escribir, he ahí el dilema

Por supuesto que era un dilema bastante ocioso de plantearme, por una razón capitalista: escribir no suele dejar para vivir y editar aparentemente sí (que luego editar no te deje vivir es otro tema, aunque ésa no es la discusión por ahora). Así que por mucho que mi mamá y mi espejo me dijeran que lo mío es la escritura y no la edición, en realidad era más bien una satisfacción perversa poder decirle al autor que me enviaba su texto: «No te hagas, este artículo es un maquinazo; es basura; apesta.» Y bolas, devolvérselo.

Como un chiste de esos pésimos que luego pergeño, solía decir que la comisión de derechos humanos debería perseguirme por torturar a periodistas. Lo sé, no abunden en ello, es un chiste malísimo y me avergüenzo.

Pero el otro día, a punto de firmar su contrato mi nuevo editor adjunto, se detuvo en seco, pluma en mano, y dijo:

—No, ¿qué estoy haciendo? Yo soy escritor.

En efecto, se trata de un bien conocido escritor, pero por eso justamente quería yo contratarlo.

—Soy escritor —continuó— y esto no es lo mío.

Me dijo que sabía lo que estaba dejando. Que tiene familia que mantener y que aún así, no podía traicionarse de ese modo trabajando en una oficina. Que tenía que apostarle a su carrera literaria. Que Dios —en el que, aclaró, no creía— le dio un talento y que no podía desperdiciarlo editando textos ajenos. Que llevaba años en la edición y que ya era tiempo de entregarse por completo a la literatura.

—Bueno —le dije— no te ofenderás si antepongo el título de “pinche” a tu nombre…
—No, no… mil disculpas, pero no puedo firmar. No puedo hacerlo.

No firmó.

Se fue, me dejó la plaza vacante y la pregunta hamletiana revoloteándome: ¿y si yo…?

Ah, el vértigo.

Anuncios

17 comentarios

Archivado bajo Conversaciones neuróticas

17 Respuestas a “Editar o escribir, he ahí el dilema

  1. Mejor ya pónte a trabajar…
    (:

  2. No no no, te lo prohibo.
    Una subdirectora de área me dijo HOY que hacía proyectos de sentencias (que eso hago para vivir) como si fueran cuentos y que eso no PODÍA SER. Tuve unas inmensas ganas de… ah! Vértigo…

  3. La vocación para vivir…o el vivir de la vocación han sido tus temas recientes.

    En lo que decidas, apechuga y ya está.

    ¡Ay el mareo! 🙂

    Saludos.

  4. Ek

    ¿y si tu…..? te quedaras sin tu cheque…

    No, no lo hagas.

  5. ahhhhhhhh!!!!!!!!!

    el vértigo

    (je je je, que final tan genial)

  6. Elisabetta

    Cuando un hombre estúpido hace algo que le avergüenza, siempre dice que cumple con su deber.

    Dichoso es aquel que mantiene una profesión que coincide con su afición.

    Y que conste que no lo dije yo, eso lo pensó desde antes que apareciera tu blog un tal George Bernard Shaw.
    je!

  7. Seguramente pasarás terribles hambrunas, seguro tu chica te dejará porque no tienes dinero para llevarla a eso lindos lugares a los que acostumbras, probablemente te quedes esperando tu obra maestra que nunca llegó…
    Bahh, nunca lo sabremos, a menos que el vértigo desaparezca.

  8. José Luis Leyva

    Entonces no se hizo lo de Álvaro Enrigue?

  9. Simitrio

    No capto el dilema.
    Kafka fue tinterillo de tribunales y Bukowski un sufridor empleado de oficina de correos, por poner apenas dos ejemplos que parecen extremos. ¿Cuál es el pedo?

  10. 1. ¿Entonces el puesto quedó libre?

    2. Hummm.

    3. Je.

  11. Mira que no lo habia pensado Felipe, lo siento tiene razón Milau , no podrás seguir dandote tus lujos, y seguro tu chica te dejara , no quiero ser mala onda pero seguro es lo que pasa,tampoco quiero ser ofensivo pero las mujeres son muy interesadas, y conste dicho por otra mujer .

    Por cierto Jose Luis Leyva nos acaba de dar la informacion pero asi detallaaaada de quien es el pinche …. creo la existencia del comment de Jose (sin ofender a este ) deberia considerarse solo, y unicamente por respeto a terceros ,por no decir al “pinche”…. :S

    Oye y con todo respeto mi buen Felipe ,si te dejara tu chava, no me podrias dar su cel ?? de cuates no?

  12. sandiadia

    Mmmm…difícil.

    Sin embargo creo que llevas al escritor y al editor dentro y tu carrera te permite hacer las dos.

    Eres muy bueno en lo que haces.

    Te leo(en Chilango), y creo que editas bien la revista.

    Saludos.

  13. Fácil, yo me quedo con el trabajo de ambos. No soy escritor, no pienso serlo nunca, así que no tengo dilemas.

    Yo soy un programador que sólo incidentalmente estudia Ingeniería para vivir. Hasta ahora, soy muy feliz así.

  14. ¿Editar o escribir? Para dedicarse a escribir, se necesita dinero o un alto nivel de abstinencia y resistencia. Por eso, la mayoría de los que queremos dedicarnos a escribir (me incluyo), buscamos trabajos que estén relacionados con las palabras. Lo que sea es bueno; periodista, editor, guionista, etcétera. Pero después de un rato te das cuenta que al editar lo de otros o escribir con un estilo que te exigen (en mi caso la revista Maxim. Nada más alejado a mi propósito literario), pierdes poco a poco tu estilo. La solución: ahorrar para darte un año sabático para escribir, y mientras, pararte en la madrugada para ganarle a tu día laboral dos horas y escribir.

    Saludos

    Ah, y felicidades a tu no editor por la decisión.

  15. Valechka

    Seguro te di la respuesta correcta hace 10 años pero no logro acordarme cuál fue y ahora me hice tonta.

  16. ¿Dónde andas Felipe?

    ¿Editando o escribiendo?

    He ahí un dilema…

    ¡Saludos y espero escribas pronto en este blog! 🙂