Existencialismo de las cosas

Mi escritorio no se parece a mí. Mi escritorio no se parece a mí. Debo repetirme eso una y otra vez cada que veo esa acumulación de periódicos, libros, revistas, papeles, propagandas, mugre, chunches, que me estorban en la mesa de trabajo.

Mi departamento no se parece a mí. Mi departamento no se parece a mí. Es lo contrario del escritorio: es más bien vacío, inclinado, viejo, sin sillones en la sala. Con pequeños desórdenes que brotan aquí y allá, como guerras civiles de los objetos, y que pronto son acallados, las cosas vueltas a poner en su lugar.

Mi automóvil no se parece a mí. Y sin embargo me gusta. Cuatro años de uso, lo sigo viendo más grande que mi ego. Me lo vendieron hace poco, impecable, poco a poco empiezan a brotarle basura y juguetes en el asiento trasero, suéteres olvidados, documentos que empiezan a oxidarse.

Mi ropa no se parece a mí; tal vez por miedo la varío muy poco. Una austera colección de camisas, tenis y pantalones de mezclilla que voy rotando sin una lógica establecida. Casi siempre uso el mismo cinturón, que ya está chueco.

Mi colección de libros no se parece a mí. Está incompleta. Dos terceras partes de ella se quedaron en el depa de mi ex. Tiene algunos títulos repetidos y otros que en mi vida hubiera yo comprado. Intento acomodarla en orden alfabético, pero los libros se cambian de lugar por voluntad propia.

La suma de todo eso, sin embargo, tal vez sí sea como yo; pero prefiero vivir en la negación. No soy eso, no soy eso. No soy.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Ando de azotado ¿y qué?

3 Respuestas a “Existencialismo de las cosas

  1. Que emoción ser la primera en comentar!! (si, ya dije que cada día soy mas fan tipo acosadora loca de las que dan miedoooo)

    Me gusta que “no seas”, yo igual a veces “tampoco soy”…y luego soy lo que no quiero o lo que otros quieren porque me dejo llevar, hasta que me doy cuenta y regreso a la nada.

  2. Señora de Poza (Si de Javito)

    Jajajaja ya se que darte de regalo el 28 (no … no será un cinturón… sera una “sorpresa” ) prrrt prrrt

    Yo debo repetirme … no debo “acomodar” el librero …no debo “acomodar” el librero .. “Señorita X” no tienes la menor idea si ese es el nombre del libro o el del autor .. No van por colores… y mucho menos por tamaños …. 😛

  3. Gina

    Jamás lo había analizado. Es un fenómeno muy extraño. Mi cuarto, mi lugar de trabajo, mi coche y mi manera de vestir son totalmente diferentes entre sí. También son complementarios. Tal vez somos una suma de partes, como una colcha de parches de colores.