Chiste infantil

Mientras iba manejando camino al trabajo, recordé de golpe, no sé por qué, un chiste que yo me sabía cuando era niño, quizá seis, siete años, cuando todavía creía que el pene era sólo para hacer pipí. Un chiste que había olvidado por completo y hoy, de repente, lo recuperé.

Dice así:

—Oye papá, qué es eso que le cuelga al elefante.
—La trompa mijo.
—No, papá, más para acá.
—Ah, pues su rabo, mijo.
—No, entre la trompa y el rabo.
—Ah, eso… mmmh… bueno, eso se llama… ¿para qué quieres saber?
—Es que le pregunté a mi mamá que era y me dijo que eso no era nada.
—¡Tu mamá siempre es una exigente!

Lo vergonzoso fue que recordé no sólo que yo contaba ese chiste sin saber cuál era el chiste, sino que se lo contaba a mis papás y yo reía al terminar de contarlo. Ponía mi cara de changuito amaestrado. Me reía porque era un chiste y uno debe de reírse de los chistes, sin importar que sean o no risibles. Y ellos reían, tal vez preguntándose si yo entendía dónde estaba el chiste, o sabiendo que no lo entendía y entonces reían por cortesía, o se reían de mí.

Lo cierto es que lo recordé todo junto en un instante. Y en ese instante sentí vergüenza de mí de niño, como si todavía importara.

Anuncios

10 comentarios

Archivado bajo Sentimentalismo

10 Respuestas a “Chiste infantil

  1. Que no te de pena tu niñez….Aún sigues contando malos chistes 😛

  2. Creí que a mí me pasaba lo mismo de niña… Lamentablemente mis chistes eran malísimos.

  3. Vergüenza de niño?
    Ternurita.

  4. jajaja!
    😀
    Ok, no…

  5. El final es: —¡Tu mamá siempre tan golosa!. Me lo contaron en secundaria.

    Disculpa por la pregunta un poco tonta pero… ¿cómo sacó el guión largo “—” en el teclado?…

  6. Gina

    Eso sí fue chistoso. ¿A quién no le pasó? También me pasaba con las canciones, yo cantaba Short dick men sin razonar qué significaba…

  7. Yo creo que tus padres se reian de nerviosismo, esperando nunca tener que explicar el chiste.

  8. Lucercita

    Yo cantaba “hacer el amor con otro” cuando iba con mi mamá en el carro y lo hacia con sentimiento y haciendo ademanes de dolor …y tampoco tenia idea…. Y si, ahora yo también me doy pena

  9. neto… en serio…

    tuve que leer dos veces el chiste… chale, estoy re-menso.

  10. Jajaja yo me di cuenta de que no tuve, no tengo y no tendre el “don del chiste” nunca. Y creo que “Reyeno” tiene razon, tus papás se reian de nervios jaja!