El mito del editor

No conozco los mejores restaurantes de la ciudad. Sólo de nombre, y porque los he leído en la revista. Mi presupuesto no alcanza para pagarlos.

No, no sé cuáles son los antros de moda, ni dónde están, ni qué música tocan. Nunca voy a antros.

No conozco toda la ciudad. Creo que nadie. Mi radio de acción se limita a unas cuadras alrededor de mi casa.

No voy a los mejores eventos. Podría hacerlo, pero no le veo caso.

No tengo entrada gratis a los conciertos.

No leo toda la revista.

No leo los periódicos diariamente.

No escribo todos los días.

No edito los textos. Antes sí, ya casi no.

No tengo onda. Mucho menos ondita.

…y sin embargo… y sin embargo…

Anuncios

13 comentarios

Archivado bajo Confesiones

13 Respuestas a “El mito del editor

  1. Y sin embargo se mueve?

  2. desconocer no es igual a querer hacerlo.

  3. uy, en serio? y yo que creía que ser editor de alguna revista o diario era lo mejor que me podría pasar en la vida…

  4. Ja, ja, ja… Ondita … XD

  5. bastante esperado; aunque no vayas a todos esos lados, soy fans de tu blog (ondita… jujuju)

  6. Lucercita

    Si eres la ondita!

  7. Enrique Garcia

    Que raro que todas esas cosas que podemos pensar de un editor no son ciertas. Yo creo que hay muchos que quisieran estar ahí para hacer esas cosas y mas, pero bueno….. lo preocupante es que una persona que se dice editor tenga el descaro de decir que ni lee toda SU revista ni edita textos….. No te da verguenza? Yo no se de estas cosas pero a mi me daría pena decirlo. Entonces quien hace la revista?

  8. Te echo de menos, cosilla extraña!
    (:

  9. femeninoensingular

    Rayos y uno aca foreverandose con la idea del glamour..

  10. te encanta ser editor

  11. Awww precisamente por eso, eres la onda. Jaja