Viajando por las estaciones del duelo

Son cinco. Ya se sabe. No son seis, no son cuatro. Son cinco. Y en ese orden. Cuando uno tiene su vida estable y no hay motivo alguno para tener un duelo, se entera que son cinco etapas, o estaciones, y uno se traga ese cuento como verdad científica irrebatible, como decir E=mc2 que nadie sabe qué significa ni cómo se come eso, aunque te expliquen que la energía es igual al producto de la masa por la velocidad de la luz al cuadrado, suena muy Einstein, debe ser cierto.

Entonces las estaciones del duelo son cinco. El problema es que unos dicen que son estas:

  1. Negación
  2. Enojo
  3. Negociación
  4. Depresión
  5. Aceptación

Y otros dicen que son estas:

  1. Impacto y Negación.
  2. Conciencia de la perdida.
  3. Conservación o Retraimiento.
  4. Cicatrización o reacomodo.
  5. Recuperación y sanación.

La primera es igual en ambas: la negación. Lo demás es un desorden.

No importa, de todas formas saber en qué méndiga etapa estoy como para calcularle cuántas me faltan, no es como las estaciones del metro: me faltan tres y me bajo. Sobre todo porque a estas alturas creo que he recorrido esas cinco etapas de las dos maneras como unas doce veces en estos tres días. Voy en el metro, veo que llego a la terminal, se abren las puertas, intento llegar a ellas, se cierran en mis narices, voy de regreso.

Anuncios

7 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

7 Respuestas a “Viajando por las estaciones del duelo

  1. ......

    Debes bajarte en la estación de :

    Recuperación y sanación.

    Un beso .

  2. Pues ya qué?

    Una vez trepado en ese viaje, en algun punto se detendrá y tendrás el tiempo suficiente para escapar de los vagones. Eso sí, siempre se puede estar más jodido que ahora.

    Besos

  3. Tiene su lado bueno vivir dos tragedias el mismo día: no tienes que borrar dos días de tu memoria, solo uno.
    Ánimo, te prometo que en una semana comenzaras a ver las ventajas de no ser parte de un corporativo. Piensa que en unos años puedes ser un reconocido critico gastronómico, yogui, ganador de un premio en Cannes, poeta publicado, dueño de tu galería, fotogrqfo argentino con exposición en Reforma, guitarrista de una banda con cantante sexy o incluso tener tu propio programa en W Radio. Deja el luto para los muertos. Abrazo

  4. Ojalá que se detenga, aunque sea de golpe.
    Yo espero lo mismo para mi.

    Eso, o podemos tirarnos a las drogas, aunque son tan caras que creo que me sale mejor esperar (rogar) que en 2012 se acabe el mundo y dejemos de sufrir como precious.

  5. Chale Felpas.
    Pues sí, todo pasa.
    Y Alex tiene (for once!) la boca llena de verdad. Generalmente se pone bien la vida después de un cambio. La cosa es que no te lo esperabas, estabas cómodo y la sorpresa es la que desconcierta, pero te aseguro que cuando lo puedas mirar en perspectiva estarás convencido de que no era buena idea seguir parado más tiempo en esa esquina.
    También aseguro que ese momento llegará antes de lo que imaginas. Un abrazo.

  6. Y qué importan las etapas si cuando estás adentro sólo parece una espiral infinita.
    La única certeza es que en algún momento, algún día, habrá pasado, y te das cuenta que ya pasó.