La fama

Mi hijo es famoso. Al menos de eso está convencido.

—¿Cómo que eres famoso?
—Yo soy famoso, papá.

Pero aclara: «no famoso como Michael Jackson es famoso, pero sí soy famoso…»

Luego me explica que en la esquina de su casa hay un restaurante donde todos lo conocen: «Ahí es donde yo soy famoso.»

Hoy fuimos a comer ahí. Entramos y en seguida la mesera lo saludó por su nombre. Mi hijo sonrió y se trepó al asiento, completamente satisfecho de ser una celebridad.

Y saber que tengo una colección de sus autógrafos.

 

Anuncios

Comentarios desactivados en La fama

Archivado bajo Uncategorized

Los comentarios están cerrados.